Chimeneas Metálicas

Las chimeneas metálicas se caracterizan por ser de fuego cerrado por lo que son muy eficientes para generar calor. Son muy resistentes porque están construidas de acero y hierro fundido y son muy fáciles de instalar. Podemos encontrar chimeneas metálicas en diversos estilos y con precios que se adaptan a cualquier presupuesto.

¿Por qué comprar una chimenea metálica?

Siempre has soñado con instalar en casa una chimenea de leña, pero no cuentas con el espacio y el dinero suficiente para hacer las obras. Las chimeneas metálicas pueden ser la solución ideal, ya que requieren pocas obras de instalación y es mucho más compacta que la tradicional chimenea de obra.

¿Qué características debes tomar en cuenta al momento de comprar chimeneas metálicas?

1. Materiales y sistema de calefacción

Estas chimeneas son fabricadas con una mezcla de hierro fundido y acero o hay modelos hechos totalmente de acero.

Las mismas se construyen con chapas de metal de distinto grosor, aunque el interior puede tener revestimiento de vermiculita o ladrillos refractarios. En su estructura tiene un hogar, la campana y el tubo de salida de humos.

El hogar de las chimeneas metálicas tiene una puerta de cristal vitrocerámico, siendo un sistema de fuego cerrado. El cristal de la chimenea puede estar ubicado en posición frontal o tener paneles laterales que permiten visualizar el fuego de distintos ángulos de la habitación.

Los sistemas de fuego cerrado producen calor tanto por radiación como por convección.

El calor por radiación se recibe directamente frente al cristal, y por convección cuando asciende el aire caliente y se distribuye por la habitación.

2. Tamaño de la habitación y espacio de instalación disponible

Las chimeneas metálicas están recomendadas para calentar espacios entre 70 a 90 m2. Por tanto, es necesario medir la habitación  donde se instalará la estufa para comprobar si será un sistema de calefacción eficiente.

Chimenea metalica

Igualmente, antes de comprar una chimenea metálica se debe medir el espacio disponible en la habitación y si cuenta con un lugar para instalar el conducto de evacuación de humo. Hay modelos de chimeneas metálicas frontales, centrales y de esquina que se pueden adaptar a distintos espacios.

3. Normativa legal con respecto a la instalación del conducto de humos

Otro aspecto importante es consultar en el Ayuntamiento, la normativa legal vigente con respecto a la ubicación y la altura que debe tener el conducto de humos.

Tipo de madera recomendada en las chimeneas metálicas

Este sistema de calefacción funciona con leña proveniente de madera podada o de briquetas. La leña podada debe estar bien seca para evitar una excesiva producción de humo.

Las maderas más recomendadas por su dureza y la forma de quemarse son las de encina y haya. Mientras que puedes utilizar algún tipo de madera blanda para encender el fuego, como la de pino o alcornoque.

El poder calorífico de las briquetas es de 5,3 kWh/kg mientras que la leña produce 4,5 kWh/kg. Además, las briquetas producen menor cantidad de cenizas.

IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía

Las briquetas están hechas de de serrín y virutas, siendo un material totalmente reciclado. Además, poseen una capacidad calorífica mayor a la leña tradicional, siendo más eficiente.

Es conveniente almacenar tanto la leña tradicional como las briquetas en un lugar seco y con buena ventilación, para garantizar su calidad.

Estilo y diseño

Las chimeneas metálicas son muy versátiles en cuanto a su diseño. Algunas se pueden colocar colgadas en la pared, siendo un elemento decorativo impactante.

También encontramos modelos más clásicos que recuerdan a la tradicional chimenea de leña. Otras tienen un estilo vanguardista o minimalista que se acoplan perfectamente a una decoración moderna.

Chimenea original metalica
[amazon box= "B00OHD2WMK" template="list"]
Como se puede apreciar, hay chimeneas metálicas para todos los gustos y estilos. En cuanto a su precio, encontramos opciones para todos los presupuestos.

Ventajas de las chimeneas metálicas

1. No requieren una instalación complicada y solo se necesita conectarla la salida de humos.

2. Al tener un sistema cerrado, el uso del calor es más eficiente y por tanto requiere utilizar menos madera que en una chimenea abierta. Además, el calor se va a distribuir de forma más uniforme en la habitación.

3. No te debes preocupar porque las chispas causen algún accidente o incendio, ya que las chimeneas metálicas cuentan con puertas de cristal vitrocerámico.  Este cristal para chimenea es altamente resistente al calor y totalmente transparente, para disfrutar de la vista del fuego.

Desventajas de una chimenea metálica

1. Tienen una menor duración en comparación con las chimeneas de leña de obra, debido a que está construida con materiales metálicos.

2. Las chimeneas metálicas es que necesitan un mantenimiento periódico para garantizar su buen funcionamiento. El conducto de humos debe limpiarse periódicamente y las cenizas deben retirarse cada vez que se llena el envase que las contiene.

¿Cómo limpiar las chimeneas metálicas?

Es importante hacer el mantenimiento recomendado por el fabricante para garantizar  un adecuado funcionamiento y una mayor duración.

La frecuencia de limpieza de la chimenea  va a estar definida por distintos factores.

1. Uno es la intensidad del uso, mientras más la utilices debes limpiarla con mayor frecuencia.

2. Debes tomar en cuenta el tipo de madera a utilizar, ya que la leña de especies resinosas (pino), genera muchos residuos que deben removerse periódicamente.

3. Se recomienda descargar el envase de las cenizas cuando hayas cargado de combustible dos veces. El cristal de la chimenea metálica también debe limpiarse de forma regular, utilizando un paño  húmedo, una pasta de cenizas o limpiadores de cristales.

4. En cuanto al conducto de humos, es necesario hacerle mantenimiento al menos una vez al año. Para eliminar adecuadamente el hollín que se va acumulando en el tubo de la chimenea, se puede hacer una limpieza química o mecánica.

5. Para la limpieza química, se utilizan productos especiales  que son quemados en el interior de la chimenea. De esta manera, el deshollinador asciende con el aire caliente y va removiendo toda la suciedad.

Para evitar que la chimenea se ensucie durante los meses que no se  utiliza, coloca un tapón de papel a final del conducto de humos.

6. El deshollinado mecánico se realiza utilizando dispositivos extensibles que recorren el tubo de la chimenea en toda su extensión. Con estos cepillos especiales se van removiendo todos los residuos y cenizas acumulados dentro del tubo de la chimenea.

Esperamos que ahora conozcas un poco más sobre las chimeneas metálicas y sus posibilidades de uso. Te invitamos a que leas las reseñas de los mejores modelos que te hemos preparado.

Estamos convencidos te interesarán estas categorías: