limpieza de cristales

Recetas caseras para limpiar el cristal de la chimenea

Cuando llega el invierno es hora de poner a funcionar la chimenea para mantenernos calentitos en casa. Sin embargo, eso trae algunas tareas como limpiar el cristal de la chimenea periódicamente. Es una tarea muy necesaria, ya que a través del cristal podrás visualizar si hay algún problema durante la combustión, sobre todo con chimeneas de combustibles alternativos.

Según la intensidad de uso que se dé a la chimenea y el tipo de madera que se utilice, limpiar el cristal es una tarea bastante habitual. Así, que es bueno conocer algunos trucos para hacer esta tarea de forma sencilla y económica.

Existen diversas opciones en el mercado de productos especializados para limpiar cristales, aunque hay varias opciones que puedes incluso hacer en casa, y son igualmente efectivas. De hecho, algunas de ellas puedes haberlas considerado como desechos, pudiendo reutilizarlas para este fin.

[amazon box= «B008OENOLQ» template=»list»]

¿Por qué se debe limpiar el cristal de la chimenea?

Es cristal de la chimenea no es solo un agregado estético, sino también funcional y en ocasiones puede llegar a salvar tu vida. Aunque son pocas las chimeneas que generan hollín (leña, pellets, entre otras), algunos residuos de combustión, como los mismos gases provenientes de esta pueden llegar a manchar el vidrio de la chimenea.

Algunas, como el caso de las chimeneas de pellets, necesitan que visualices que la combustión se ha iniciado. Esto en caso de que el quemador se haya dañado, o que el conducto interno para la salida de humo esté tapado.

Algo parecido ocurre con las chimeneas insertadas que, aunque se alimenten con leña, si esta llega a acumular un volumen peligroso de humo en su interior, o sencillamente si la cantidad de ceniza es muy alta, no podrás verlo con si el cristal está muy sucio.

Trucos para mantener más limpio el cristal de la chimenea

  • Utilizar maderas duras como el roble o de haya que producen menos hollín y residuos que se acumulan en el cristal.
  • La madera húmeda es un generador bastante voluminoso de humo. Esto trae como consecuencia que no solo se manche el vidrio, sino todas las paredes de la chimenea. Procura secar muy bien los leños, o comprarlos directamente empaquetados, para evitar el humo en exceso.
  • Enciende la chimenea con leños pequeños, esto permitirá que la generación de residuos sea menor, la combustión sea mucho más rápida y el vidrio quede a salvo. Ve colocando poco a poco leños gradualmente más grandes hasta tener una temperatura alta.
  • Comprobar si el cristal está bien sellado, debido a que si quedan aberturas por donde pueda escapar el calor, este no alcanzará una magnitud adecuara para que se genere un valor ideal. Recuerda que el humo también se quema a altas temperaturas, y esto es lo que necesitas.
  • Muy acorde con el punto anterior, recuerda que la compuerta de tu chimenea lleva una cinta que sella completamente la salida de calor de esta, cuando cierras dicha compuerta. Es preciso que cada cierto tiempo la cambies, aunque tienen un tiempo de vida bastante longevo
[amazon box= «B08Q83L9NL» template=»list»]
  • No cerrar la puerta de la chimenea inmediatamente después de encenderla, sino esperar que haya una buena combustión. Los primeros minutos del encendido de la chimenea son los que generan más humo, pero no debes preocuparte porque al estar caliente, escapará directamente hacia el conducto, sin migrar al interior de tu hogar.
  • Comprobar que el tiro sea el adecuado para una mejor circulación del humo y los residuos hacia la parte de arriba de la chimenea.
limpieza de cristal

Formas caseras y económicas de limpiar el cristal de la chimenea

Al momento de limpiar el cristal, es conveniente que el mismo este caliente o tibio porque de esta manera será más fácil remover la suciedad. Para limpiarlo se pueden utilizar algunos limpiadores que, aunque son bastante efectivos, también lo son las recetas caseras.

Procura usar guantes que te permitan manipular el calor que aún reside en el vidrio de la chimenea.

1. Limpiador de vapor

Las máquinas de vapor son excelentes elementos de limpieza en prácticamente todas las áreas de tu hogar. No solo remueven suciedad, sino también bacterias peligrosas que pueden llegar a causar alergias o incluso enfermedades como el asma.

[amazon box= «B087WRJCH7″ template=»list»]

Al usar una de estas para eliminar la suciedad del vidrio de tu chimenea, este último no debe estar tan caliente para manipularlo. Solo mantén abierta la compuerta y ve repasando toda la superficie con la máquina de vapor. Esto debilitará la adherencia de la mugre, que puedes ir removiendo con ayuda de los diferentes equipos que trae el limpiador de vapor.

2. Con papel periódico y cenizas

La ceniza es un abrasivo excelente a la hora de limpiar cristales. Está formado por partículas muy pequeñas de carbón y madera, que tienen ángulos muy cerrados. Esto permite que las partículas actúen como cinceles microscópicos, que se deshacen de la suciedad al pasar la mezcla un par de veces. Además, al ser un material más blando que el vidrio, no lo rayará. Sigue las siguientes instrucciones para que aprendas como usar la ceniza como limpiador.

  • En una cubeta, añade una porción de ceniza y ve vertiendo agua lentamente. Mezcla bien con ayuda de una espátula hasta que todo quede homogéneo. Debe quedar una pasta muy maleable, no muy espesa, parecida a la pasta o crema dental.
  • Enjuagar con una esponja y agua templada la superficie del vidrio. Esto permitirá deshacerte de las partículas menos pegadas.
  • Toma un trozo de papel periódico y con la espátula, coloca un poco de la mezcla de ceniza y agua sobre el papel periódico. Como recomendación, dobla varias veces el papel periódico para que absorba un poco el agua y no se desintegre mientras lo usas.
  • Unta la mezcla sobre el vidrio con ayuda del papel periódico. Realiza la limpieza moviendo tu mano de manera circular mientras la mezcla hace su función de limpieza sobre la superficie del vidrio. Haz la actividad en ambas superficies del vidrio, poniendo un poco más de empeño en la cara interna.
  • Cuando se ha desprendido toda la suciedad usa una espátula plástica para remover la mezcla en la mayor medida posible. Es importante que sea de plástico la espátula, ya que el metal puede rayar el vidrio. De no tener una espátula, cualquier trozo plano de plástico puede hacer el trabajo.
  • Usa un pañuelo humedecido para retirar los restos de ceniza que no pudiste remover con ayuda de la espátula plástica.
  • Al final puedes pasar papel periódico seco sobre ambas caras del cristal, para darle así el brillo deseado y perdido.
leños y cenizas
[amazon box= «B08QHZCTP1″ template=»list»]

3. Con una mezcla de vinagre blanco

Las mezclas caseras con vinagre son bastante eficaces a la hora de la limpieza, pero debes tener mucho cuidado con las mezclas que hagas. En este caso, debes hacer una solución con una parte de vinagre por cada tres partes de agua. Para mayor eficiencia, vierte la mixtura en un recipiente con un pulverizador, así podrás aplicar una película mucho más uniforme y la limpieza se hará mucho más rápido.

Pero ¿por qué el vinagre es tan eficiente a la hora de limpiar el hollín? Pues, todo elemento generado de la quema de leños está compuesto principalmente de carbonatos. El vinagre, siendo ácido acético, reacciona químicamente con los carbonatos. Esto no solo desprende el hollín del vidrio, sino que también lo descompone.

La razón principal para mezclar agua con vinagre se debe a que la rección de ácido con el carbonato puede ser bastante violenta, resultando un volumen de dióxido de carbono que puede ser peligroso si lo inhalas directamente.
  • Esparce con ayuda del atomizador, la mezcla de vinagre por toda la superficie del cristal. Se recomienda que lo hagas por una cara a la vez, y esperar un par de minutos para que el vinagre haga el efecto necesario sobre el cristal.
  • Con una esponja humedecida, retira el exceso de vinagre luego de que hayan pasado unos 5 minutos de haberlo atomizado sobre el cristal.
  • Posteriormente, enjuagar usando una esponja o paño limpio con agua templada.
  • Secar con un periódico para dar más brillo al cristal.

Otra forma muy sencilla de limpieza es utilizar vinagre de manzana puro. Solo se tienen que humedecer servilletas de papel o papel periódico con el vinagre y pasarlo por el cristal. Este tipo de vinagres tiene una concentración menor al vinagre común, ya que hay otros elementos dentro de su composición.

4. Con jugo de limón

El zumo o jugo de limón tiene un efecto muy parecido al del vinagre. No solamente consta de ácido cítrico, sino cantidades menores de otros ácidos, que en conjunto igualmente reaccionarán con los carbonatos. Sin embargo, también tiene altas concentraciones de agua, por lo que su disolución debe ser muy poca.

En el siguiente video, aunque no se demuestra sobre un cristal de chimenea, podrás ver cómo se limpia cualquier cristal usando el jugo de los limones. El modo de empleo es el mismo y el resultado será tan bueno como usar vinagre o cualquier otro químico de limpieza.

  • Toma dos limones y los colocas en un cuenco de cerámica. También puedes usar uno plástico, pero lo importante es que el recipiente no sea de metal, para el siguiente paso.
  • Introduce el cuenco con los limones en el microondas, y los calientas durante 1 minuto y medio, o dos minutos.
  • Corta ambos limones en dos partes iguales, como si prepararas para hacer jugo de limón.
  • Toma un limón y aprieta un poco para que el jugo empiece a fluir. Con movimiento circulares, frota la cara cortada del limón por la superficie del cristal.
  • Con servilleta o papel periódico, retira el jugo de limón del cristal. Harás esta actividad de frotación y limpieza 2 veces, un limón por cada cara del cristal.
Puedes conseguir el mismo efecto de limpieza del limón con cualquier fruta cítrica, como naranjas o limas.

Procura retirar todo el exceso de jugo o zumo de limón del vidrio, ya que este puede mancharlo, y este tipo de manchas son muy difíciles de retirar. Esto puedes hacerlo con un pañuelo o trapo humedecido con bastante agua. Y para darle brillo al cristal, puedes retirar el agua con papel periódico.

5. Con bicarbonato y alcohol

El bicarbonato es un buen elemento de limpieza cuando se mezcla con agua. Es desinfectante, ya que es un elemento activo que reacciona fácilmente con la suciedad. Esta reactividad puede ser acelerada si aportas a la mezcla un poco de alcohol, que también tiene un efecto especial en la limpieza.

La mezcla puede ser 500 ml de agua, 2 cucharadas de bicarbonato y una cucharada de alcohol. Esto será suficiente para desprender cualquier tipo de suciedad por cenizas de combustión de leños. Para su uso, moja un paño de fibra absorbente con la solución y frótalo en la superficie del cristal. Elimina el exceso de solución con papel periódico, lo que abrillantará también al vidrio.

Ten cuidado con las mezclas de limpieza

Algunos elementos que tienes en casa, pueden ser muy peligrosos si los mezclas en tu búsqueda por conseguir un limpiador mucho más efectivo. No solo puedes generar ácidos altamente corrosivos, sino también algunos compuestos que pueden ser incluso explosivos con solamente mezclarlos.

Este tipo de información viene indicada en la etiqueta. Los fabricantes suelen dejar constancia de cuáles son las instrucciones de uso de cada uno de los productos y las precauciones básicas que se deben tomar. Pero debemos admitir que gran parte del problema es que prácticamente nunca leemos esas indicaciones. Por ello, la primera recomendación de seguridad que debemos empezar a aplicar para evitar problemas es informarnos correctamente, porque estas indicaciones existen por algún motivo.

lavanguardia.com
  1. La lejía o cloro, mezclado con amoniaco, da como resultado la cloramina, un compuesto que se usó durante la Primera Guerra Mundial, como un agente altamente tóxico para ser usado en las trincheras. Es un gas sumamente corrosivo, y puede irritar e incluso, causar hemorragias a nivel nasal.
  2. El bicarbonato con el vinagre reacciona, aunque al ser concentraciones caseras no lo harán de manera violenta. Sin embargo, uno de los derivados de esa mezcla es el dióxido de carbono, que puede ser tóxico si se inhala en cantidades mayores. Si se tapa un recipiente con esta mezcla, puede llegar a estallar al aumentar la presión interna generada por la constante degradación del carbonato y generación de CO2.
  3. Los desatascadores o limpiadores de tuberías, están compuestos por un compuesto llamado soda caustica. Su fórmula química corresponde al hidróxido de sodio, y reacciona de manera violenta con el agua, en cualquier presentación. Ninguna concentración de NaOH es segura, por lo que la piel, al contener cierta concentración de agua, reacciona a este hidróxido.
Aviso para no mezclar lejía y vinagre

¿Con qué frecuencia se debe limpiar el cristal de la chimenea?

El vidrio de la chimenea siempre acumulará suciedad, incluso si no la utilizas. Pero siempre se recomienda tener un programa de limpieza interdiaria del cristal, por ejemplo, en los meses de invierno, cuando el frío arrecia y prácticamente usas tu chimenea todos los días.

En ese sentido, no siempre debes usar este tipo de recetas en aquellos meses en los que no haya tanto frío. Con un plumero puedes quitar de la superficie del cristal cualquier tipo de suciedad que se deposite en ella. No debes usar agua o soluciones para esta limpieza de rutina, pues generalmente se precipita polvo y algunas fibras, que son fácilmente removidas por esta herramienta. Así evitas manchar de desgastar innecesariamente el vidrio con productos de limpieza.

[amazon box= «B07XRBS4S6″ template=»list»]

¿Qué tipo de chimeneas necesitan mayor mantenimiento?

Las chimeneas que utilicen leños como principal combustible, son las que necesitan una limpieza casi constante de sus vidrios. Al generar una cantidad muy alta de cenizas y hollín, el cristal se mancha con cada uso que le des. En este sentido, las chimeneas de cassette son muy eficientes a la hora de generar calor, pero su limpieza debe ser diaria.

Las chimeneas de pellets, en segundo lugar, también necesitan una limpieza bastante asidua. Sin embargo, los pellets tienen la particularidad de quemarse y casi desintegrarse, por lo que la cantidad de cenizas es mucho menor. De igual forma, estas chimeneas generan un volumen de hollín muy pequeño, y casi al inicio de la combustión.

Conclusión

Procura siempre utilizar métodos de limpieza seguros, que no te pongan en riesgo, pero que también sean eficientes. Hay muchas mezclas seguras que pueden quitar el hollín del cristal de tu chimenea muy bien, sin tener que recurrir a pócimas o mixturas que hagan peligrar la salud tuya y la de tu familia.

Las mezclas acá enlistadas son 100% seguras, además de ser excelentes opciones para que el vidrio de la chimenea quede muy limpio, además de recuperar el brillo que probablemente haya perdido por el uso constante.

Si te gusto esta información, no dudes en compartirla en tus redes sociales y con familiares y amigos. Si quieres saber más sobre chimeneas, puedes ver nuestro blog y aprender cómo decorarlas, o conocer los diversos tipos de chimeneas que puedes tener en casa.

Rate this post
Rate this post

Próxima entrada

...