Pintando chimenea

Pintar chimeneas

Pintar chimeneas es un asunto sencillo cuando tenemos lo que se necesita ¿y eso qué es? Fácil, materiales y un poco de conocimiento. Ven y descubre junto a nosotros lo que necesitas saber para pintar esa chimenea que tanto te gusta y darle un aire renovado y nuevo.

Preparación para pintar chimeneas

Para pintar chimeneas es indispensable que tengamos en cuenta una serie de requerimientos mínimos para poner en marcha este proyecto.

Si existen defectos estructurales, partes en mal estado, definitivamente este es el momento para poner manos a la obra y arreglarlo.

Sólo pintura en algunos casos no será suficiente, y sin las reparaciones adecuadas, el trabajo de pintura puede ser un rotundo desperdicio, pero no te alarmes, con las siguientes recomendaciones, podrás pasar check y pintar chimeneas de ladrillo, piedra y más.

Saber de qué material está hecha tu chimenea

Si es de ladrillo, piedra, pladur u otro material ayudará en la preparación de la superficie antes de pintar ya que exisen pinturas cuya composición está especializada en adherirse a dichas superficies sin necesidad de imprimación.

Con qué cuentas

Para hacer lo que quieres, prepara y ten a la mano los materiales que tienes a tu disposición así como el presupuesto.  

Hacer una buena limpieza

Esto debe realizarse de acuerdo con el material de tu chimenea, puede que tengas encimeras, rejillas y partes de distintos materiales, si bien con un estropajo y un poco de agua jabonosa podrás sacar la mayor parte de la suciedad, es posible que quieras aplicar productos especializados en ciertas superficies para una limpieza más profunda, para ello puedes explorar este contenido a fondo en  ¿cómo limpiar una chimenea?

Realizar labores de mantenimiento y restauración

La idea es que a fin del día puedas gozar de una pieza capaz de alargar su vida útil y en buen estado.

¿Cómo pintar chimeneas?

Todo depende de los materiales de los que esté hecha tu chimenea y del acabado final que quieras conseguir.

Si tienes como objetivo lograr efectos más robustos y con colores parejos se recomienda hacer el proceso de imprimación a la pieza antes de pintarla.

Cubre el piso y paredes alrededor de la chimenea con papel y cinta para fijarlo en su lugar, y evitar pintar en lugares indeseados. También puedes usar un cartón o lámina dura para manejarla en lugares específicos.

Las chimeneas de ladrillo son de las más comunes, si quieres que el color que elijas tenga un acabado parejo, antes de aplicar la pintura es preciso colocar la imprimación.

Mediante la imprimación se mejora la adherencia que tendrá la pintura con el ladrillo, además de que evita que haya traspaso de color.

Una excelente herramienta para pintarla es la pistola de aire, con ella ahorras tiempo y esfuerzo ya que la pintura alcanza más fácilmente las rendijas y hoyuelos, además, puedes definir la intensidad del color así como dar un acabado más parejo en pocas pasadas.

Si dispones de brocha y rodillo, es recomendable pintar primero las rendijas y luego pasar el rodillo a la sección completa para cubrir mejor.

pintar chimeneas

Herramientas para pintar una chimenea

  • Necesitarás un cepillo de metal que te ayude a remover las impurezas y capas de pintura vieja que tenga la chimenea.
  • Una lijadora o una lija en caso de que desees renovar la encimera o partes de madera de tu chimenea, conectas, la pasas en el sentido de las betas de la madera hasta que retires la pintura y el barniz, y listo.
  • Una espátula para limpiar y desengrasar diversas superficies como la de la estufa.
  • El estropajo con el agua jabonosa no puede faltar para dejar las superficies limpias y listas para su capa de pintura.
  • Rodillo para superficies texturizadas, pistola de aire o brochas que sean preferiblemente gruesas a fin de que tomen suficiente material de imprimación o la pintura a utilizar.
  • Ten a tu disposición cinta de pintor y suficiente papel para cubrir las zonas que no quieras pintar y las zonas cercanas al área de trabajo, para que no corras riesgos de ensuciar el espacio por efecto de las salpicaduras.
  • Procura mantener ventilado el espacio en el que se pintará la chimenea, si no puedes sacarla a un espacio abierto, abre las ventanas y ayúdate de un ventilador
  • La mayoría de las pinturas anticalóricas contienen instrucciones explícitas que llaman a cuidar las mucosas y la piel que pueda ser expuesta a su contacto, por lo que es sumamente positivo contar con un par de guantes, gafas protectoras y una mascarilla que evite la absorción de gases y olores fuertes emanados de dichos productos.

Pintura para pintar chimeneas

Las pinturas usadas internamente en las chimeneas y estufas poseen una composición especial, ya que están diseñadas para aguantar altas temperaturas y prevalecer sin esconcharse ni abombarse.

Es fundamental prestarle atención a la pintura que se usa en muebles y dispositivos que van a estar sometidos al uso constante a altas temperaturas, a fin de no sufrir accidentes ni reacciones adversas como emanaciones de gases tóxicos o combustión.

Las presentaciones de estas pinturas de revestimientos para el interior de las chimeneas van desde las de alta gama en aerosol o líquidas, resistentes a temperaturas de 1200 °F o más hasta los 800 °F.

Se recomienda siempre leer las instrucciones y recomendaciones de los fabricantes a fin de darle el uso adecuado a la pintura en específico

Una vez pintado y dejado secar, lo mejor es hacer una primera exposición a la temperatura o prueba a fin de curar la chimenea y garantizar que todo funciona como debe.

Marcas de pintura anticalórica

En el mercado de las pinturas para chimeneas, barbacoas y estufas hay varios productos, sin embargo, algunos de los mas destacables son los siguientes:

  • Piro Feu: Esta pintura térmica en aerosol soporta hasta 900°C, tiene función de protección antioxidante además de buena cobertura. Se debe aplicar sobre superficies limpias a una distancia entre 20 a 30 centímetros con un tiempo de secado es de una hora aproximadamente.
  • Titan: Esta marca te ofrece una resistencia térmica de 350° C, es recomendable realizar un trabajo de imprimación antes de ser aplicado en superficies galvanizadas. Cuenta con presentación líquida de 375 mililitros.
  • Jovira pinturas: Su producto cuenta con una resistencia térmica de hasta 600°C en una presentación de 750 mililitros en colores negro y gris. Puede aplicarse con rodillo, brocha o pistola de aire y secarse en 30-60 minutos. Aplica directamente en la superficie limpia y sin restos de otras pinturas.
  • Fuego net: Esta pintura en aerosol viene en una presentación de 400 mililitros en color gris. Ofrece una resistencia a temperaturas de hasta 600°C y protege a las superficies de los efectos de la corrosión.

Es importante recordar que debido su naturaleza, estos productos deben ser manejados con cuidado.

Son resistentes a altas temperaturas, sin embargo, durante su aplicación pueden desprender olores fuertes y ser inflamables especialmente en el caso de aerosoles. Deben usarse atendiendo las normas de seguridad que vienen marcadas en los mismos.

Colores para pintar chimeneas

Actualmente los colores con los que puedes pintar el exterior de la chimenea son muy variados, haciendo de ella una pieza protagónica y altamente decorativa en su espacio o un elemento discreto, todo según el gusto.

Ya no necesitas limitarte al color natural del ladrillo, acero, piedra o mármol, las posibilidades son muchas y vienen en el color que prefieras.

Los colores de tu sala pueden ir en consonancia con las tendencias y gustos del momento sin dejar atrás a tu chimenea o estufa.

Colores claros que ayudan a hacer el espacio visualmente más amplio, se emplean en hogares de concepto abierto, colores fríos y cremas son los ideales en esos ambientes y por supuesto, también para tu chimenea.

Si el ambiente campestre o íntimo en el salón o sala de estar son lo que buscas, pintar la chimenea en tonos cálidos, amaderados o neutros serán lo tuyo para recrear ese espacio de confort natural.

Colores para pintar chimeneas

5 Ideas para pintar tu chimenea y darle personalidad

Cuando de renovaciones se trata podemos estancarnos en las decisiones más simples, y elegir el estilo y el color para pintar tu chimenea puede ser más complicado de lo que piensas.

Por eso, para ayudarte en la tarea, hoy queremos compartirte 5 ideas para pintar y personalizar tu chimenea.

Rompe los esquemas

Deja la sutileza atrás y arriésgate con una gama de colores más vanguardistas, más vivos y alegres.

Pinta tu chimenea de un azul eléctrico, una amarillo radiante o un rosa chicle, combínalos con un color complementario mucho más suave en las paredes y tendrás un espacio único.

Esta gama de colores e ideas pueden sonar muy radicales, sin embargo, los resultados van a sorprender.

Esta pintura funciona muy bien si buscas darle un estilo vintage o distinguido a tu sala o servidor ya que se genera un gran contraste de colores.

Dale contraste a tu chimenea

Si estás buscando resaltar tu chimenea de la forma un poco más discreta, pintarla con un color oscuro y atrevido es una buena alternativa. Dale contraste usando colores más claro en tus paredes y convierte tu chimenea en un punto focal de tu sala o estancia.

Recurre principalmente a los colores crema y juega de forma inteligente con tus elementos decorativos. Ten presente que la luz en este tipo de pintura es muy importante ya que ayuda a que todo se integre y funcione.

Vuelve a lo clásico con el blanco

Una clásica y tradicional chimenea blanca nunca pasa de moda. El uso de colores claros genera un suave contraste muy agradable a la vista y te permite probar estampados y texturas en las paredes para resaltarla un más.

Pintar tu chimenea de blanco puede parecer una idea aburrida pero con los detalles adecuados, se puede convertir en el centro de atracción de tu hogar. Pon a volar tu creatividad has de algo clásico y aburrido algo fantástico y divertido.

Enmascara tu chimenea

La idea principal de este estilo de pintura es camuflar tu chimenea y formar un espacio de un color uniforme. Esto se logra pintando las pareces y decoraciones del mismo color que la chimenea.

El contraste en esta decoración viene dado por el techo y algún elemento puntual en la decoración.

Puedes también generar un efecto de camuflaje militar tomando una esponja con pintura blanca o de color claro, y motear toda la superficie de la chimenea.

Esta idea tipo camuflaje militar funciona muy bien en chimeneas rusticas y de ladrillos.

Dale un toque coqueto, osado y vanguardista a tu chimenea  

Imprímele personalidad a tu chimenea, dale rienda suelta al artista que hay en ti y sigue tus instintos. Combina estilos y tendencias, suma elementos a tu decoración o quítalos. Innova y crea tu propio estilo.

Lo importante de esto es crear un espacio funcional, que te guste y reúna los elementos quieres ver en tu chimenea bien sea un color, una textura o un cuadro, dale tu toque personal y diviértete en el proceso.

Si bien nunca está demás contar con la mano de profesionales en los asuntos de hogar, hacer con tus propias manos una labor de restauración puede ser una experiencia reconfortante y que te llene de autosatisfacción.

Pintar chimeneas no es imposible, anímate a hacerlo por ti mismo y presume tu logro a tus amigos al calor del fuego del hogar.

Próxima entrada

...