Partes de una chimenea

Conoce todas las partes de una chimenea

Desde los tiempos de Prometeo, los humanos hemos robado el fuego a los dioses. A él le hemos dedicado ofrendas, sacrificios y alimento, a cambio de calor, luz, y fuerza. Aunque en estos momentos el culto a Hestia se ha detenido, muchos aún conservamos ese primigenio santuario que es el fuego en el hogar. ¿Quieres conocer todas las partes de una chimenea, ese santuario vestal de la modernidad?

En esencia, son cuatro, que están compuestas de varios elementos menores: el hogar, el pulmón, la campana, y el ducto de humos. Sin embargo, estos son más complejos de lo que crees. Si sigues leyendo, averiguarás por qué.

chimenea sala de estar

El hogar: corazón de la chimenea

¿Sabías que el hogar, el lugar donde se coloca el fuego en la chimenea es el origen de la palabra que usamos para el lugar en el mundo en el que nos sentimos más cómodos? Esto se debe a que, según lo indican múltiples estudios antropológicos, las primeras casas no se construyeron para proteger a las personas del frío, sino para proteger al fuego de apagarse.

Y es que el fuego está con nosotros desde antes que nuestros primeros ancestros salieran de África, y modificó nuestra propia morfología y fisonomía. Alrededor de las hogueras contamos nuestras primeras historias y compartimos nuestras primeras comidas, las primeras en cocinarse en este planeta. Alrededor del fuego, construimos nuestras casas, y abandonamos las praderas abiertas y los bosques del paleolítico.

Chimenea, Fuego, Calor, Quemar, Caliente, Madera, Leña
El hogar es el lugar en el que se encuentra el fuego

Dentro de la chimenea, el hogar es el lugar designado para prender y mantener el fuego, y su composición es algo más compleja de lo que parece, así como su etimología.

La palabra hogar proviene del latín focaris, que significa “del fuego”, y por un mecanismo de metonimia (el proceso de designar una palabra a algo con lo que esté relacionada en forma directa), pasó a designar al lugar donde se reunía la familia, y a la vivienda en su totalidad. Por supuesto, conserva el matiz de calidez, comodidad e intimidad que implica el fuego.

En ingles, sugestivamente, el hogar se llama hearth, que tiene el mismo origen que la palabra para designar al corazón.

¿Cuáles son las partes del hogar de la chimenea?

hogar de chimenea
El salvachispas delante, las jambas a los costados el dintel encima, la parilla debajo de los leños.

El hogar tiene varias partes, a saber:

  • Una base: el lugar donde se apoyan los leños y se enciende el fuego. Suele ser de cemento recubierto con ladrillos refractantes
  • Un cenicero: No es el lugar donde apagar los cigarrillos, aunque su función es parecida. Se trata del lugar donde tiramos las cenizas cuando la hoguera está prendida, y las acumulamos para limpiarlas cuando no haya llamas.
  • El respaldo: Se trata de la parte posterior del hogar, tiene un grado de inclinación que luego permite achicar el tiro y crear la garganta y el pulmón o altar. Está hecho de ladrillos refractarios, también.
  • Las jambas: Se trata de los laterales de la chimenea, concretamente los que cubren el hogar. La parte interna está también recubierta con ladrillos refractarios, pero la parte externa generalmente es de ladrillo de campo o común, recubierto con yeso u otros materiales termoresistentes.
  • Parrilla: Es un elemento optativo, se trata efectivamente de una parrilla en forma de U o V, pero que no está pensada para cocinar sino para contener los leños. Permite un mejor paso de aire entre ellos
  • Salvachispas: Se trata de un artículo accesorio que viene de varias formas, y que sirve para evitar que el fuego se esparza por la estancia y genere incendios. Puede ser o bien una puerta propiamente dicha de hierro y cristal,  completamente hermética, o bien un entramado de alambre fino, móvil.
  • Dintel: Es la parte superior de la boca hogar, que contiene además un espacio para la garganta. Si quieres saber el procedimiento de construcción, puedes ver cómo construir una chimenea.

¿Cómo es el mantenimiento del hogar de la chimenea?

Si sabes inglés, este tutorial en video puede serte muy útil. Sin embargo, si no sabes hablar en imperialista, abajo te diremos cómo en castellano.

Al ser el hogar el lugar donde se hace el fuego y se mantiene, debe permanecer limpio y en las mejores condiciones posibles. Debemos asegurarnos de retirar los trozos de carbón viejos o húmedos, quitar las cenizas y limpiar cada tanto las posibles resinas e impurezas que pueda traer la madera, sobre todo en las inmediaciones de la garganta. Una obstrucción puede causar una mala combustión, o peor aún, un atascamiento que impida el correcto paso del humo.

Las manchas negras de hollín aparecerán cada vez que uses la chimenea, por lo que es un despropósito tratar de quitarlas en forma permanente. Simplemente, volverán a aparecer. No te preocupes por ellas, y céntrate en lo importante: remover detritos, cenizas, grasitud y resina. Cualquier producto de limpieza común bastará para ello.

El pulmón de la chimenea: una parte esencial a menudo ignorada

Esta chimenea tiene un modelo plano de pulmón (3), y una garganta abierta (4)

El pulmón, también denominado altar, es una cámara de intercambio de aires en el interior de la chimenea. En ella, se mezclan los gases cálidos del hogar, el humo y el aire frío el exterior, que entra por la boca y el ducto de aire. Es una parte normalmente invisible de la chimenea, y por ello mucha gente simplemente ignora que existe, pero es absolutamente esencial para el funcionamiento de la misma.

¿Para qué sirve el pulmón de la chimenea?

es una parte de la chimenea que sirve para lograr el correcto flujo del aire caliente y el frío, y una buena evacuación de los gases. Esto se logra por medio de la mecánica de fluidos, y está fuertemente documentado en todos los diseños.

Si no contáramos con ella, el flujo de aire caliente y aire frío no operaría como corresponde, y sería contraproducente, ya que la madera se quemaría demasiado rápido o estaría sujeta al influjo de corrientes de aire exteriores, que alterarían el fuego de forma notable.

¿Dónde está el pulmón de la chimenea?

El altar se ubica justo detrás y encima del hogar: los ladrillos reflectantes del respaldo están sostenidos sobre cemento u hormigón en un ángulo agudo de inclinación. Dicho cemento tiene una cámara cóncava de aire, cuyos vértices superiores confluyen con la garganta.

A su vez, la garganta de la chimenea es una oquedad de unos 10 a 15 cm cuya función es evacuar el humo, paralela a la canaleta del pulmón. Podríamos decir que forma parte de él, ya que por ella escapan los humos del hogar, mientras a la vez entra el aire más frío del exterior.

Es sumamente importante mantenerla limpia, ya que al ser un hueco pequeño pero con la función fundamental de facilitar el intercambio de gases, cualquier obstrucción puede tener consecuencias desastrosas. En general, las gargantas se pueden dividir en dos tipos:

  • Tiro libre: Se trata de una garganta abierta, sin ningún tipo de compuerta o regulador que impida el libre flujo de aire
  • De tiro controlado: En estos casos, la garganta incorpora un registro de tiro, una pequeña compuerta que se puede abrir o cerrar, y que generalmente viene con varias posiciones. No son tan comunes, ya que no tienen un mayor uso en una casa, donde el tiro viene predeterminado. Las chimeneas de fábrica, como las Lacunza suelen venir con un tiro regulado electrónicamente.

¿Cómo se mantiene el pulmón?

En este video puedes ver las herramientas necesarias

El acceso al pulmón es difícil, al menos desde el hogar, ya que la garganta no suele ser lo suficientemente amplia como para que pase una cabeza humana, mucho menos un cuerpo. Sin embargo, una buena noticia: el pulmón suele ser lo que menos suciedad acumula. Esto se debe a que en sí mismo, nunca recibe humo ni el grueso de las cenizas ni el hollín.

No obstante, en algunas ocasiones los constructores de las chimeneas de obra incluyen una portezuela en el costado, con la intención de acceder fácilmente al pulmón, para quitarle cualquier porquería que entre desde afuera.

Esto facilita enormemente la tarea, ya que con un cepillo o una mopa es suficiente como para quitar cualquier basura que haya quedado allí. Si consideramos, igualmente, la garganta como parte del pulmón, debemos asegurarnos de que quede limpia, como te hemos indicado en el apartado anterior.

Achicando el espacio: La campana

Campana de la chimenea
La campana de la chimenea se suele adornar

La campana de la chimenea es el espacio inmediatamente superior al hogar. Se trata de una cámara oblonga, achicada en el borde superior, que conecta el hogar con el ducto de humos, generalmente mucho más chico que el hogar.  

Al igual que el pulmón, también ayuda mucho a controlar el tiro de la chimenea y a regular el flujo de aire. Asimismo, es un componente obligado para hacer la transición entre el hogar, el pulmón y el ducto de aire.

¿De qué materiales son las campanas de chimenea?

En general, las campanas pueden ser de cualquier material termorresistente, y vienen en muchos tamaños, materiales y diseños diferentes. La mayoría de las cocinas, parrillas y restaurantes cuentan con campanas metálicas, ya que ayudan a evacuar el humo de las cocinas y reducir los olores. Los tipos más frecuentes son:

Campana de chimenea metálica
Una campana metálica es más simple de limpia
  • De hierro: Muy común en parrillas y restaurantes, ya que son baratas, eficientes y muy fáciles de limpiar y de instalar. Al final de la lista te dejaremos algunas ofertas para adquirir una.
  • De chapa galvanizada: Al igual que el ejemplo anterior, pero mucho más ligera y barata. Cuidado: estos modelos son más frágiles y se pueden deformar con facilidad si se les apoya peso encima.
  • De obra: En las casas de familia, sobre todo en las casas viejas, suele ser mucho más frecuente una campana de obra. Si quieres ver cómo se construyen, puedes consultar nuestro artículo al respecto.
  • De cobre: Una campana mucho más ornamental, para chimeneas de estilo rústico. El cobre es un metal blando de color rojizo que va muy bien con la ornamentación tradicional. Sin embargo, cuidado: se trata efectivamente de un metal precioso.
  • Puedes consultar campanas en Mercado Libre.

La conexión entre el adentro y el afuera: el ducto de humos

sombrerete de tejas
El ducto de humos es lo que le da un perfil característico a una casa

El ducto de humos es un tubo que conecta la parte interna de la chimenea con el exterior. Se trata de la parte más larga y angosta de la misma, pero también una de las más pesadas. De esta manera, permite que entre el aire en forma directa del exterior, y que escape el humo, las cenizas y el aire caliente.

¿Qué partes tiene un ducto de humos de chimenea?

Si bien el funcionamiento y la composición del ducto de humos son relativamente sencillos de entender, generalmente podemos dividirlo en varias secciones bien diferenciadas, a saber:

  • El interior: ubicado encima de la campana, es la parte que conecta el hogar con el techo del edificio.
  • El tubo: Muchas veces, el ducto de aires se compone tanto de una parte de obra como de un tubo metálico impermeable en su interior. El tubo metálico impide la acumulación del hollín y ofrece una superficie más lisa y fácil de limpiar con los instrumentos adecuados.
  • La corona: Se trata de la parte del ducto de humos que sobrepasa el techo. Debe estar correctamente colocada en el tejado, ya que una mala colocación permitiría la filtración de agua en el exterior. Existe una regulación española que establece la altura del mismo, como puedes ver en cómo construir una chimenea.
  • La boca: Se trata del hueco que permite el escape del humo hacia el exterior. Generalmente, suele tener un pequeño matacán o rebarba alrededor de la misma, que identifica perfectamente el lugar por donde escapan los gases.
  • Capuchón, gorro o sombrerete: Esta parte es una extensión de la boca, y puede ser tanto de obra como metálica, prefabricada. Su función es proteger a la boca de los elementos y regular la salida y entrada de aire del exterior, así como fungir de filtro para los detritos o los nidos de los pájaros.

¿Cómo se mantiene un ducto de humos?

Sabe la gente que desollinar
oficio es servil, pero lustre les da.
Aunque viva ahumado el deshollinador
no hay tipo en el mundo con tan buen humor.

Dick Van Dyke

El ducto de humos, al ser la sección más estrecha de la chimenea, genera las mayores obstrucciones. En el noventa por ciento de los casos, cuando la chimenea tenga problemas con el tiro o permita el escape del humo por la boca del hogar, se debe a que el ducto está taponado. El otro diez por ciento corresponde a una garganta sucia.

Si bien con la tecnología moderna estos son cada vez más eficientes y fáciles de proteger, cada determinado tiempo se le debe hacer un deshollinado para balancear mejor el tiro. Entra aquí una profesión clásica en vías de desaparición: el deshollinador.

Aunque no quieras contratar a este simpático personaje, es importante que mantengas limpia esta sección. Debes usar un cepillo largo de metal, atado a una varilla para poder colocarlo hasta el fondo. También se puede usar un erizo, es decir un peso atado a una cuerda larga, recubierto con una tela de alambre que permite cepillar las paredes y quitar los trozos de mampostería sueltos.

En conclusión

La perfección no se alcanza cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar»

Antoine de Saint-Exupéry

Diagrama de chimenea
Diagrama completo de la chimenea

Las chimeneas no existieron siempre, si bien siempre existió el fuego adentro de los hogares. Antiguamente, la hoguera se colocaba en un brasero o algún tipo de hornacina, y el humo era un verdadero problema que obligaba a los antiguos a dejar las ventanas abiertas.

Las primeras chimeneas aparecieron en la Edad Media, y solucionaron en buena medida este problema, ahorrando muchas muertes y permitiendo a la población de Europa crecer.

Sin embargo, en la actualidad se encuentran en todo el mundo, y son una parte crucial de la industria, no solo de la calefacción del hogar. Como hemos visto, existen varios principios de diseño y mecánica de fluidos detrás de ella. Cada una de las partes tiene una función específica y crucial para el funcionamiento de la chimenea. ¡Que la diosa Vesta os acompañe!

Esperamos que hayas disfrutado nuestro artículo. Y, ahora que sabes más, ¡puedes dejarnos un comentario y compartirlo en tus redes sociales! Nos ayudarías muchísimo.

Próxima entrada

...