Los Mejores Tubos Para Chimenea

Lo Mejor
Lo Peor
Resumen
Kamino-Flam 331840 valvula

Tubo con válvula Kamino-...

Tecnología Senotherm
Ver Precio Producto
Lo Mejor
  • Con revestimiento Senotherm
  • Con válvula para paso del aire
Lo Peor
  • La manilla se calienta
  • Disponible en un solo tamaño
Resumen Tubo para chimenea vitrificado de color negro mate, con válvula para controlar la presión del aire.
frente completo

Tubo T Kamino-Flam para ...

Para interiores
Ver Precio Producto
Lo Mejor
  • Bajo coste
  • Para combustibles líquidos y sólidos
Lo Peor
  • Durabilidad media
  • Apto solo para interiores
Resumen Tubo para chimenea en T de acero vitrificado 120 mm, para interiores con combustibles sólidos y líquidos.
Kamino - Flam 331060

Tubo Kamino-Flam

El más económico
Ver Precio Producto
Lo Mejor
  • De acero inoxidable
  • Durabilidad media 20 años
Lo Peor
  • Sin reducción en los extremos
  • Solo en color plata
Resumen Tubo para chimenea recto en acero inoxidable recubierto de aluminio, diámetro de 120 mm.
Wolfpack 22011015 Tubo Estufa Vitrificado

Wolfpack 22011015

Vitrificado en negro
Ver Precio Producto
Lo Mejor
  • De acero vitrificado
  • Duración 10 años
Lo Peor
  • Solo para estufas pequeñas
  • Algunos problemas de empalme
Resumen Tubo para chimeneas en acero vitrificado recto, con diámetro de 120 mm.

Los tubos para chimeneas son los conductos de salida del humo producido por la quema del combustible. Este importante accesorio es imprescindible para garantizar el buen funcionamiento de tu chimenea. Pensando en ti y tu tiempo, hemos preparado una comparativa de los cuatro mejores tubos para chimenea para facilitarte la elección

Nº 1
Kamino-Flam 331840 valvula

Tubo con válvula Kamino-Flam

Nuestra puntuación:
Tecnología Senotherm

El Tubo con válvula Kamino-Flam está fabricado con materiales muy resistentes que permiten utilizarlo con combustibles sólidos y gaseosos. En revestimiento con tecnología Senotherm lo protege contra la corrosión y da estabilidad al color.

Características

  • Fabricado en acero vitrificado.
  • Revestimiento con tecnología Senotherm.
  • Cuenta con la certificación EN 1856–2.
  • Con válvula y manilla para regular la entrada de aire.
  • Apto para combustibles sólidos y líquidos.
  • Durabilidad media de 10 años.

Este tubo con válvula está recomendado cuando se quiere mejorar el tiro de la chimenea. Mediante la manilla exterior es posible controlar el paso de aire al conducto de humos y aprovechar mejor el combustible.

Pros
  • Con revestimiento Senotherm
  • Con válvula para paso del aire
Contras
  • La manilla se calienta
  • Disponible en un solo tamaño
Nº 2
frente completo

Tubo T Kamino-Flam para chimenea 120 /310 mm

Nuestra puntuación:
Para interiores

T Kamino-Flam para chimenea de acero vitrificado, con un diámetro de 120 mm y una longitud total de 31 cm. Este tubo está recomendado para usar en interiores con combustibles líquidos y sólidos y tiene una vida media de 10 años.

Características:

  • Fabricado en acero vitrificado, para ser utilizado en interiores.
  • Diámetro de 120 mm.
  • Recomendado para combustibles sólidos y líquidos.
  • Cumple con la norma EN 1856 – 2.
  • Duración media de 10 años.
  • Se debe hacer mantenimiento anual.

Este tipo de tubo en T  es conveniente instalarlos en primeros tramos del conducto de humos para facilitar el mantenimiento de la chimenea.

Pros
  • Bajo coste
  • Para combustibles líquidos y sólidos
Contras
  • Durabilidad media
  • Apto solo para interiores
Nº 3
Kamino - Flam 331060

Tubo Kamino-Flam

Nuestra puntuación:
El más económico

El Tubo Kamino-Flam tiene una gran resistencia a las altas temperaturas y es apto para usarse con combustibles sólidos y gaseosos. Debido a su diámetro se recomienda para estufas de leña, pellets o gas con una cámara de combustión pequeña.

Características

  • Fabricado en acero inoxidable recubierto de aluminio.
  • Apto para usarse con combustibles sólidos y gaseosos.
  • Cuenta con la certificación EN 1856 – 2.
  • Diámetro  de 120 mm x 150 mm longitud x 0,6 mm de grosor.
  • Durabilidad media de 20 años.

Este tipo de tubo para chimeneas es muy resistente a la corrosión debido a los materiales con los que está fabricado. En los extremos el diámetro no se reduce por lo que posiblemente se deba colocar un adaptador para empalmar.

Pros
  • De acero inoxidable
  • Durabilidad media 20 años
Contras
  • Sin reducción en los extremos
  • Solo en color plata
Nº 4
Wolfpack 22011015 Tubo Estufa Vitrificado

Wolfpack 22011015

Nuestra puntuación:
Vitrificado en negro

El tubo para chimenea Wolfpack 22011015 está recomendado para utilizarse en la salida de humos de una chimenea de pellets o leña de pequeño tamaño. Debido a que está pintado de color negro se puede colocar expuesto en el interior de la vivienda.

Características

  • Fabricado en acero vitrificado pintado en negro.
  • Resistente a temperaturas de hasta 300°C.
  • Diámetro de 120 mm x 1 metro  de largo x 8 mm de grosor.
  • Duración media de 10 años.

Este tipo de tubo tiene un diámetro algo menor en los extremos para facilitar su empalme con el conducto de humos de la chimenea. Se pueden colocar al principio de la salida de humos por su alta resistencia al calor.

Pros
  • De acero vitrificado
  • Duración 10 años
Contras
  • Solo para estufas pequeñas
  • Algunos problemas de empalme

Al momento de elegir una chimenea que funciona con combustible, muchas veces solo evaluamos el estilo o el espacio disponible en casa. Pero olvidamos que los accesorios que la complementan son de gran importancia porque garantizan su buen funcionamiento y nuestro confort.

Uno de estos accesorios son los tubos por los cuales saldrá el humo producido al quemarse el combustible, pero su importancia va mucha más allá de eso. Aquí te presentamos todo lo que debes tomar en cuenta  al momento de elegir el tubo más conveniente para tu chimenea.

¿Qué función cumplen los tubos para chimenea?

Cuando utilizamos una chimenea de leña, pellet, carbón o gas debemos garantizar la salida de los gases producidos. Además, se debe evitar que el humo producido se devuelva a la habitación (revoque).

Al momento de encender la chimenea, la quema del combustible genera una fuente de calor y se produce aire caliente. Este aire comienza a subir por diferencias de presión con el aire más frío y arrastra todas las sustancias nocivas generadas como óxidos de nitrógeno, azufre y carbono.

La contaminación del aire del interior de las viviendas por el uso de combustibles sólidos, es responsable de entre 800.000 a 2,4 millones de muertes a nivel mundial.

Organización Mundial de la Salud (OMS), 2002

Estos gases deben salir fuera de la vivienda, para lo cual es muy importante instalar de forma adecuada el tubo hacia el conducto de humos.

Por otra parte, el tubo influye en el tiro de la misma, es decir garantiza el desplazamiento de los gases hacia arriba. Esto también favorece que el fuego se mantenga vivo y el uso del combustible sea más eficiente.

¿Qué debes tomar en cuenta al momento de elegir tubos para chimenea?

Como acabamos de ver en la sección anterior, los tubos para chimenea cumplen una función muy importante. Por esto, se debe ser cuidadoso al momento de elegir el más conveniente.

1. Tipo de combustible

Una de las primeras cosas a evaluar es el tipo de combustible utilizado en la chimenea. No es lo mismo si es leña, pellet o gas porque la corrosión producida por  estos materiales es distinta.

La madera, el carbón y el pellet producen una mayor corrosión en comparación con el gas, por lo que deben elegirse tubos fabricados con materiales de mayor resistencia. Es recomendable comprobar que estos tengan marcado CE, porque nos garantiza su calidad.

Se recomiendan tubos circulares porque se favorece la circulación de los gases y el movimiento del humo. En el mercado podemos encontrarlos de distintos diámetros, y por tanto es muy importante medir adecuadamente el diámetro de la salida de humo.

Los diámetros de los tubos para chimenea son estándar, pero si ninguno se adapta a tu salida puedes conseguir reductores para adaptarlos.

2. Materiales de fabricación y recorrido

Otro aspecto a tomar en cuenta, es el recorrido del tubo desde el hogar hasta el exterior de la vivienda. Es recomendable que no haya desviaciones en los primeros  tres metros de recorrido y que los codos de inclinación no superen los 45°.

También los técnicos instaladores de chimeneas, recomiendan usar tubos del mismo material en todo el recorrido. En el mercado podemos conseguir accesorios para conectar las distintas tuberías.

3. Exposición

Igualmente, se debe tomar en cuenta si el tubo quedará expuesto al exterior. Esto porque el frío puede hacer que las partículas presentes en el humo se solidifiquen y contribuyan al revoco del mismo.

En este caso, se deben elegir tubos con aislamiento que son los recomendados para exteriores.

Antiguamente, los conductos de salida de humo de las chimeneas venían incorporados en la obra. Estos conductos eran construidos con ladrillos y en algunos casos presentaban fugas.

Actualmente existen tubos para chimenea flexibles para ser insertados en el conducto de obra. Gracias a su flexibilidad, los mismos pueden adaptarse a las irregularidades del conducto, sin necesidad de hacer costosas renovaciones al  momento de solucionar la fuga.

Por último, no debemos olvidar que cada chimenea debe tener un conducto de evacuación de humo. Los mismos deben sobresalir al menos un metro por encima del tejado de la vivienda y si tenemos dos conductos juntos uno debe estar ubicado a mayor altura con respecto al otro.

¿Cuáles son los distintos tubos para chimenea que existen?

Ahora  ya conoces los distintos aspectos a tomar en cuenta al momento de elegir el tubo para tu chimenea. Veamos cuáles son las opciones que puedes conseguir en el mercado.

Y al momento de elegir, toma en cuenta que este es uno de los casos en los que el refrán “lo barato sale caro” se puede cumplir. El presupuesto es importante, pero la calidad te va a garantizar el buen funcionamiento de la chimenea por un mayor tiempo.

Según los materiales de fabricación, tenemos los siguientes:

1. Galvanizados

Son los menos resistentes y por esto deben ser utilizados con los combustibles menos corrosivos. Son tubos simples y se recomiendan para instalaciones interiores.

La durabilidad de estos es de aproximadamente cinco años y se deben limpiar al menos dos veces al año. En cuanto a costes, son los más baratos dentro de los tubos para chimeneas.

2. Acero vitrificado

En estos, el acero es recubierto con distintos materiales a altas temperaturas. Por tanto,  tienen una gran protección anticorrosiva y son resistentes al fuego.

Los tubos de acero vitrificado tienen un aspecto brillante y generalmente son utilizados cuando deben estar expuestos en el interior de la vivienda.

Asimismo, son de resistencia media con una duración promedio de diez años y requieren una limpieza anual para garantizar su buen funcionamiento.

3. Acero inoxidable

Este tipo se puede utilizar tanto en el interior como el exterior, según su grado de aislamiento.

Los tubos de acero inoxidable tienen una gran resistencia a la corrosión, por tanto se recomiendan para utilizar con los combustibles más agresivos. Su durabilidad media es de 20 años, resultando una buena inversión a mediano y largo plazo.

En caso de instalaciones internas, se recomiendan los de acero inoxidable simples. Cuando la exposición es externa, se deben utilizar los que son de acero inoxidable aislados o de doble pared.

Los tubos aislados tienen una superficie interior de igual diámetro al de la salida de humo. Externamente están recubiertos con una capa aislante conocida como lana de roca de aluminio.

La lana de roca provee aislamiento térmico, evitando que el tubo se enfríe y los residuos dentro del mismo puedan acumularse por solidificación.

Igualmente, podemos conseguir tubos flexibles para adaptarse a conductos de obra con curvas. En el siguiente vídeo podrás observar la forma de instalación de los tubos flexibles en la chimenea.

Los tubos para chimenea de acero inoxidable solo requieren una limpieza anual para funcionar adecuadamente. Su coste es más alto en comparación a  tubos de otros materiales, pero es compensado por su alta resistencia y durabilidad.

Conclusiones sobre los mejores tubos para chimenea

  1. Si necesitas un tubo para chimenea económico para colocar expuesto sin desentonar con el estilo de la estufa, te recomendamos el modelo Wolfpack 22011015.
  2. Cuando requieres un tubo muy resistente de acero inoxidable con una durabilidad media de 20 años, el Tubo Kamino-Flam es una excelente opción.
  3. El tubo T Kamino-Flam está recomendado para colocar en los primeros tramos del conducto de humos, porque facilita el mantenimiento anual.
  4. Cuando estás buscando mejorar el tiro de la chimenea controlando el paso del aire el Tubo con válvula Kamino-Flam con revestimiento Senotherm es tu mejor opción.

Esperamos que hayas aprendido todo lo necesario para hacer una buena elección del tubo para tu chimenea. Te invitamos a revisar la comparativa sobre los mejores sombreretes para chimenea y así tener todos los accesorios que necesitas.