Chimeneas horno

Algunas chimeneas pueden tener incorporado un horno que permite aprovechar el calor residual para cocinar. De esta manera, se utiliza el fuego para preparar platos con el sabor inigualable de la leña.

¿Qué debes tomar en cuenta al momento de comprar una chimenea con horno?

Cuando se va a comprar una chimenea con horno, lo primero que se debe evaluar es el tamaño de la habitación a calentar y el espacio disponible.

Otro factor a tomar en cuenta es el tipo de combustible, aunque las mismas utilizan básicamente leña o pellets.

La leña tiene la ventaja de ser un combustible muy económico y además da un sabor característico a las comidas. Por su parte, el pellets es mucho más eficiente desde el punto de vista energético.

Chimenea horno leña

Ambos tipos de chimeneas  requieren un conducto de salida de humos y por tanto,  es importante revisar si la vivienda cuenta con una instalación adecuada.

En caso de ser necesario instalar un conducto de humos, se debe chequear en el Ayuntamiento la normativa vigente sobre la altura y forma de colocación de los tubos.

¿Cómo son las chimeneas con horno incorporado?

Este tipo de chimeneas está fabricado de hierro fundido, mientras que el horno es generalmente de acero inoxidable. El cuerpo de la chimenea consta de una parte donde se coloca el combustible y en la parte superior o lateral se ubica  el compartimiento del horno.

Los fabricantes ofrecen distintos accesorios para un mejor aprovechamiento del horno. En muchos casos, tienen bandejas o parrillas para facilitar la manipulación y cocción de los alimentos.

Igualmente, hay muchos modelos de chimeneas con horno que tienen incorporado un termómetro para controlar la temperatura al momento de cocinar.

Otro accesorio que es frecuente en estas chimeneas es un regulador de tiro. Este regulador va a controlar la cantidad de oxígeno que entra al hogar y así acelerar la combustión.

En el caso de los modelos tipo cassette encastradas dentro del hueco de la chimenea, pueden traer incorporados ventiladores. Estos accesorios facilitan y aceleran la circulación del aire.

En muchas chimeneas, el horno es totalmente desmontable y se puede sacar para hacer una adecuada limpieza luego de utilizarlo.

Estilo de las chimeneas con horno

Las chimeneas además de ser un sistema de calefacción, constituyen un elemento decorativo importante en cualquier habitación. Por eso, uno de los aspectos a tomar en cuenta al momento de comprar una es su estilo.

En el mercado ese encuentra una amplia gama de posibilidades  de chimeneas con horno que se adaptan a cualquier tipo de decoración, como el tipo clásico que puede presentar un revestimiento exterior de mármol.

Otro estilo es el rústico, donde se combina la piedra y la madera en el revestimiento y el horno puede incorporarse de forma lateral.

Uno de los estilos más populares es el moderno donde se pueden combinar tendencias minimalistas o vanguardistas. Estas chimeneas tienden a tener toda su estructura metálica y presentan formas innovadoras que causan un impacto visual en la decoración.

Dentro de las opciones de este tipo de chimeneas, tenemos desde las frontales, esquineras o aquellas para ser encastradas

Tipos de chimeneas con horno

1. Chimeneas que trabajan con leña

Estas chimeneas utilizan como combustible madera o briquetas. El tipo de leña que se utilice puede afectar el sabor de las comidas.

La leña al quemarse produce distintos aromas que pueden quedar impregnados en los alimentos, dándoles un sabor especial. Además, el humo  que se produce puede ayudar a disminuir el crecimiento de microorganismos en la comida.

Es importante seleccionar la madera a utilizar en la chimenea según las comidas a preparar. Por ejemplo, el roble y el fresno son maderas duras que van quemando lentamente y puede dar sabores algo dulces.

La mejor madera para cocinar la pizza es la haya porque produce pocas brasas y da un agradable sabor.

Chef Silvio Cicchi

No es recomendable utilizar madera proveniente de coníferas como el pino y el enebro porque su alto contenido de resinas pueda dar un sabor desagradable a los alimentos.

En cuanto a las variantes de horno en este tipo de chimeneas, encontramos principalmente dos:

Con tapa

En este tipo, la estufa es fabricada con una mayor altura para dejar el espacio del horno. La cámara para introducir los alimentos es pequeña, y por tanto solo sirve para algunas comidas que no requieran de mayor espacio.

Estas chimeneas con horno se encuentran entre las más baratas del mercado, pero tiene la desventaja de que el espacio para cocinar es muy pequeño. Por otra parte, la tapa obstaculiza la visión de los alimentos al cocinarse, por lo que se debe abrir regularmente para chequear la cocción.

Además, como la estructura de este tipo de chimenea es muy sencilla, no es posible incorporar un termómetro que nos permita controlar la temperatura de cocción.

Con puerta

En estas chimeneas, el espacio del horno se ubica por encima del hogar o cámara de combustión permitiendo una mejor distribución del calor.

Estas tienen generalmente un cristal vitrocerámico que permite  controlar el estado de los alimentos sin abrir el horno. Por otra parte, en muchos casos tienen un sistema envolvente de circulación del aire que las hace más eficientes.

Chimenea horno
[amazon box= "B07DRJSVPT" template="list"]
Cuando el horno tiene puerta, el espacio para cocinar es mucho más grande y por tanto ofrece  mayores posibilidades culinarias. Además, se pueden incorporar accesorios como el regulador de tiro y el termómetro para llevar un mejor control de la cocción.

Una desventaja de estas chimeneas son los costes, debido principalmente a la calidad de los materiales de fabricación y los accesorios incorporados.

2. Chimeneas que funcionan con pellets

Estas son generalmente metálicas y de tamaño medianamente pequeño. Son ideales cuando  se tiene un espacio reducido en la habitación.

Los pellets son un tipo de combustible fabricado con materiales totalmente reciclado y su gran ventaja es la gran potencia calorífica que lo hace un sistema de calefacción bastante eficiente.

El horno en las estufas de pellets está ubicado generalmente en la parte superior y  cuenta con termómetro para controlar la temperatura. En algunos modelos, se puede programar la temperatura del horno y el tiempo de cocción después del cual la estufa suena una alarma.

Una de las desventajas al cocinar con este tipo de chimenea con horno, es que los alimentos no tendrán el sabor característico y especial otorgado por la madera.

Ya has aprendido las posibilidades que pueden ofrecerte las chimeneas con horno. Sigue visitando nuestra web y lee las reseñas de los mejores modelos que hemos preparado especialmente para ti.

Estamos convencidos te interesarán estas categorías: