Deshollinando chimenea

¿Cómo deshollinar chimenea?

En el invierno, no hay nada más acogedor que la calidez que te brinda tu chimenea, tanto, que pasa a ser un elemento primordial para ti y tu familia. Por tal motivo, estas merecen un cuidado especial, mantenerla limpia ayuda a su funcionamiento y a nuestra salud. ¿Sabes cómo deshollinar chimenea? Aquí te diremos como.

Durante el uso de la chimenea, no podemos notar a simple vista las partículas que esta producen durante la combustión, debido a que, en su mayoría dichas partículas viajan a través del conducto de la chimenea y salen al exterior de tu hogar. Sin embargo, siempre quedan residuos adheridos a la pared, estos son los  denominamos hollín.

Algunas veces se han preguntado: ¿qué es el hollín?, ¿por qué debemos eliminarlos de nuestras chimeneas? Todas esas preguntas serán respondidas, de igual forma también el cómo debemos deshollinar chimenea. Continúa con nosotros.

deshollinar chimenea

El hollín y otros residuos presentes en las chimeneas

El hollín es el polvo negro parecido a la ceniza que se produce debido a una combustión incompleta que se presenta en forma humo. Dicho humo se eleva y queda como residuos en las superficies interiores de la chimenea. Sin embargo, no tomamos en cuenta que en esas partículas están presentes materiales que contienen carbono, tales como: los aceites combustibles, la madera, entre otros.

Además de los químicos del hollín, en la chimenea podemos encontrar un residuo denominado creosota, está presente en forma de capa gruesa que recubre dentro de la cavidad del tubo de evacuación. Debido a la ubicación donde se aloja, este puede obstruir la expulsión de los gases, estos entran en el hogar, generando así efectos negativos en su funcionamiento, como también en nuestra salud.

Sin embargo, todo esto puede ser evitado si se realiza una limpieza constante y eficaz de la chimenea. Por tal razón, es recomendable el deshollinar chimenea para el bien y la seguridad de tu núcleo familiar.

Antes de comenzar a deshollinar chimenea es importante que tenga a la mano los materiales necesarios. Por eso, le indicamos que puede utilizar para que inicie su faena.

Herramientas para deshollinar chimenea

Para deshollinar chimenea es importante que cuentes con protección que cuide tus manos, ojos y vías respiratorias, por ello es imperativo que tengas a la mano elementos de limpieza como: guantes, gafas protectoras y mascarillas. No obstante, estos no son suficientes, es necesario utilizar herramientas especialmente diseñadas para la realización del proceso de deshollinar, tales como:

Leño deshollinador

Es un agente químico en forma de tronco o leño, que facilita deshollinar chimenea. Su utilización consiste en colocar este elemento dentro del fuego con su bolsa protectora junto a la leña ya caliente, espera aproximadamente media hora para que se active y cumpla su función.

Este proceso ayuda a que el hollín y otros químicos se suavicen y se desprendan con mayor facilidad durante la limpieza. Una vez que se apaga el fuego el proceso ha culminado, precise desechar todos los residuos existentes y no haga contacto directo con ellos.

Por lo general, este viene en una presentación compacta, y puede venir también en forma de pastilla o sobre, lo importante es que tienen la misma finalidad. Es recomendable utilizarlo antes del invierno y cuando este culmine para mantener la pulcritud en la chimenea.

Cepillo deshollinador

El cepillo deshollinador de chimenea es una herramienta que no puede faltar en tu hogar. Este facilita en gran medida retirar de forma directa los residuos adheridos en las paredes del conducto donde se evacua el humo. Están elaborados con dos tipos de materiales, puedes encontrar el de Nailon y el de púas metálicas.

Según la longitud, este puede alcanzar grandes alturas para realizar una limpieza más completa, por esta razón, debes saber cómo elegir este utensilio de limpieza. Para ello, debes tomar en cuenta sus características y para saber si se ajusta a tu chimenea.

Los cepillos vienen en diferentes presentaciones, según el tipo de chimenea. En caso de las chimeneas de hormigos o ladrillos, un cepillo rectangular o cuadrado es lo ideal. También podemos encontrar cepillos redondos, esto funciona para utilizar en las fusilerías. Lo antes mencionado tiene accesorios distintos para mayor personalización, entre ellos existe: mango telescópico, para las longitudes y cepillo de bola para limpiar desde afuera.

Deshollinador de pellets

Si posees una chimenea de pellets, te interesa conocer sobre este deshollinador. Si bien, los pellets es un combustible prensado que emite menos cantidad de CO₂, este no está exento de producir residuos como la carbonilla, que recubren de partículas el interior de la chimenea.

Estas partículas deben ser eliminadas y para eso, el deshollinador de pellets es la mejor opción. Este producto químico imita la forma de pellets comunes, para usarlo es necesario que lo coloques dentro de la chimenea o estufa y deje que se consuma. Culminado el fuego, retire el excedente y deseche en su totalidad. Usarlo una vez al año es suficiente.

Sin embargo, este tipo de chimenea necesita una limpieza constante, el motivo de ello, es que corre el riesgo de que el brasero se obstruya, de igual manera en la bandeja inferir se acumula el restante de la combustión. Para eso es indispensable una revisión y limpieza diaria, para así mantener el buen funcionamiento de tu sistema de calefacción.

Otras herramientas

Otros elementos que te ayudaran a deshollinar chimenea, seguramente lo tienes en tu hogar. Entre ellos podemos encontrar:

  • La linterna, que provee mayor visibilidad.
  • Papel periódico donde se acumula los residuos.
  • Cepillo que te permite recoger los residuos
  • Aspiradora de polvo, para mantener una zona más limpia.
  • Cinta adhesiva.

Ya tienes el equipo completo, entonces es hora de que comiences a trabajar en ellos. Aquí te damos las recomendaciones para mantener una chimenea impecable para el cuidado de tu familia, bien se dice: “mejor es prevenir que lamentar”

 ¿Cómo deshollinar chimenea?

Si no sabes deshollinar chimenea, aquí te guiaremos con un paso a paso de cómo hacerlo solo de forma eficiente.

  • Preparación y protección

En primer lugar, antes de comenzar a deshollinar chimenea debes asegurarte de tener todo el equipo de limpieza e igualmente tu equipo de protección. Colócate los guantes, mascarilla y gafas, ya que trabajaras con residuos de combustible que pueden afectar las zonas delicadas y expuestas de tu cuerpo.

Con ayuda de tu lámpara, revisa dentro de la chimenea para conocer las condiciones, y detectar cuál zona requiere mayor atención. En este paso puedes colocar una tela en el piso alrededor de la chimenea para que te ayude con la limpieza final.

  • Retirar y limpiar superficialmente

Con la disposición de deshollinar chimenea, debes retirar todos los accesorios o equipos que este tenga, tales como: parrillas, herramientas, rejillas y más. Esta área debe estar despejada para comenzar la limpieza profunda.

En este punto, puedes pasar un cepillo suave por las paredes y el piso de la chimenea, extrayendo todos los residuos que la quema de la leña haya dejado, esto te permite tener un área más arreglada y por ende te facilitara el trabajo.

  • Usar el papel periódico y el plástico

Al empezar a deshollinar chimenea es normal ver como se forma nubes de humo, que interrumpe la limpieza, por eso es recomendable, que antes de introducirte hacer la limpieza profunda utilices el papel que puede ser el de periódico y el plástico.

Primero tienes que colocar el papel en la parte frontal de la chimenea, y con dos tiras bien estiradas de plástico, cubrir ese papel. Para mantenerlo estable es necesario fijarla con cinta adhesiva por el alrededor completamente. Asegúrate de dejar una abertura en el medio para que te permita pasar el cepillo.

  • Comienza a limpiar

Es importante resaltar que deshollinar chimenea se puede hacer desde el exterior o desde el interior. En este caso te explicaremos como hacerlos desde el interior.

Toma el cepillo deshollinador e introdúcelo en el medio del papel y el plástico, es hora de hacer uso de él. Cepilla de forma firme las paredes para ir desprendiendo el hollín en cada una de ellas, poco a poco notarás como los residuos empieza a desprenderse y acumulándose en el suelo de la chimenea.

Poco a poco vas a ir subiendo al conducto, hasta donde la longitud del cepillo te permita. Por lo general, dicha área de la chimenea suele haber dificultad para pasar el cepillo, por la cantidad de hollín y creosota que allí puede haber, pues esta tiene una textura aceitosa y se adhiere con más firmeza.

No obstante, a medidas que repitas el proceso del cepillado, el hollín y la creosota, van a ceder, y te fijaras cuando el cepillo pase fácilmente por la cavidad del conducto. Es de resaltar, que debemos que tener cuidado con la fuerza con que se use el cepillo para evitar averiar o desmontar zonas como la abrazadera en caso de los tubos metálicos.

Por otra parte, si la limpieza es en el exterior, es importante que tape completamente la boca de la chimenea en la parte interior y realice el proceso. Y al finalizar asegúrese de limpiar el terminal de la chimenea, también denominada sombrero.

  • Retirar los residuos y culminar

Para finalizar la limpieza vuelva a pasar el cepillo deshollinador por las paredes para despegar la suciedad que el humo de la limpieza haya dejado.  Realizado el proceso es necesario que tenga un cepillo, pala para recoger y una aspiradora.

Con la ayuda del cepillo, junte de forma ordenada todos los residuos y coloca en una pala para desechar. Cuando solo quede el polvo o las cenizas más pequeñas utilicen la aspiradora para una limpieza más completa.

Aunque parece simple es un trabajo arduo y lo tiene que hacer con regularidad. Algo que ayudaría mucho en este proceso es la utilización del leño deshollinador por lo menos el día anterior.

Beneficios de deshollinar chimenea

Los beneficios que aporta una chimenea limpia son realmente numerosos, por tal motivo aquí te la enumeramos para que animes y planifiques de una vez tu limpieza.

  • Elimina el hollín, creosota, carbonilla y otras partículas orgánicas pegadas a las paredes y tubos de las chimeneas.
  •  Evita la acumulación de residuos que pueden obstruir el conducto de evacuación de los gases.
  • Mejora el funcionamiento y la evacuación de la chimenea.
  • La evacuación de humo se hace adecuadamente, evitando así que salga menos cantidad de humo por la parte central de la chimenea.
  • Evita enfermedades de las vías respiratorias.
  • Es fácil, sencilla y la puedes hacer en cualquier momento.
  • Permite una mejor combustión de la leña.
  • Facilita la limpieza regular de la chimenea.
  • Se reduce los malos olores que produce el carbonillo.

 La limpieza profunda se puede hacer al menos una vez al año, pero si su uso es constante tienes que hacerlo con mayor regularidad. Una vez que tengas limpia tu chimenea ¿sabe qué hacer para mantener una chimenea más aseada? Conoce que debes hacer.

Recomendaciones generales

Si bien, es inevitable que nuestra chimenea se ensucie, tampoco es un secreto que debemos tener cuidado con el uso del mismo para que perdure lo más limpio posible por un tiempo más prolongados. Por tal motivo, te brindamos algunas sugerencias que harán un cambio con el uso de la chimenea.

  • Debemos evitar el uso de papel para encender el fuego.
  • Es inadecuado usar otros elementos para mantener el fuego, solo usa la leña o los pellets.
  • Debe alejar de la chimenea, maderas que todavía estén verdes, pintadas o barnizadas.
  • hacer la limpieza de las chimeneas cuando inicie y termine el invierno, o limpiar con regularidad.

Si tomas estas sugerencias en cuenta, notaras sus beneficios a largo plazo, esto favorecerá de gran manera la limpieza periódica que realices. Recuerda que:

“no es más limpio el que limpia, sino el que menos ensucia”.

Ahora conoces el cómo deshollinar chimenea, tomas las riendas y ve preparándote para realizar ese proyecto de limpieza. Gracias por confiar en nosotros para guiarte en la limpieza de tu chimenea, deseamos haberte sido de ayuda.

Próxima entrada

...