Chimenea de Obra-1

Chimeneas de obra: Guía Completa

Las chimeneas de obra son la opción más acertada para aquellos que disfrutan de lo tradicional y las reuniones familiares frente al fuego. Pero además, la solución más económica como sistema de calefacción. Dicho esto, es evidente que si llegaste hasta aquí es porque tienes dudas sobre las chimeneas de obra, ¿cómo construir una?, ¿cómo evitar que genere humo?, ¿cuánto cuesta?, ¿qué materiales utilizar?, entre otros.  

Las chimeneas de obra, el encanto de lo tradicional

Desde hace décadas, se ha interpretado el fuego de las chimeneas como un símbolo de unión familiar, es la excusa perfecta para reunirse en familia frente a la intensa llama de la leña en un día invernal. Si existe una forma de describir a las chimeneas de obra (más allá de su significado formal) sería esta; un artefacto de calor que invita a la unión y confort de aquellos que lo rodean.

calor acogedor de una chimenea de obra

Nada genera un ambiente más confortable que el de una chimenea de obra

Aunque el uso del fuego como sistema de calefacción ha ido evolucionando a pasos agigantados con la llegada de nuevas tecnologías eficientes y sostenibles, la relación entre el fuego de una chimenea y el hogar, no ha desaparecido. Sin embargo, siendo sinceros, el encanto de una chimenea de obra o la unión familiar no podrían ser los únicos motivos para sumergirte en la tarea de construir una.

Por ejemplo, las chimeneas de obra podrían ser funcionales, ya que además de utilizar su cámara de combustión natural para calentar una pequeña estancia, también podrías instalar un insert con el objetivo de ahorrar combustible y mejorar su eficiencia para calentar estancias más grandes.

¿Cómo construir chimeneas de obra?

Construir chimeneas de obra no es tarea fácil. Es por ello que a continuación te explicaremos paso a paso cómo construir una de manera sencilla.  Lee abajo.

1. Reúne todos los materiales de construcción. 

Si eres una persona sin experiencia en el arte de la construcción, pero que gusta de hacer las cosas por sí mismos, es probable que te estés preguntando qué materiales y herramientas necesitas para construir una chimenea.

Lo primero que tienes que saber es que los materiales de construcción y la cantidad requerida depende del tamaño y modelo de chimenea que quieras realizar. Sin embargo, aquí te dejamos los recursos generales que podrías utilizar:

  • Herramientas: metro, cutter, taladro atornillador, tijera de chapa, espátula ancha y espátula fina, pistola de silicona, cubeta, paleta de albañil, lija, nivel, paletina, rodillo, martillo, serrucho de punta fina, imprimación, broca de pared, cinta de carrocero, lápiz de albañil, escarpe, pastera. 
  • Materiales: un saco de cemento y otro de arena (de grano fino), agua, un saco de yeso, tornillos de rosca chapa, perfiles en U, aislante de calor, placa de cartón yeso ignífugo, ladrillos refractarios y bloques de hormigón o de tabicar, tacos de nylon de 6 mm, tuberías de humo, masilla refractaria, cinta de aluminio, tubo de aluminio flexible y su rejilla, pintura, rasilla, aislante de calor para el suelo.
Nota: Los materiales y herramientas son solo un ejemplo de lo que podrías necesitar, ya que varían dependiendo del tipo de construcción. Puedes utilizar materiales extras para personalizar.  

Como últimas observaciones, mencionamos que la referencia de un saco, ya sea de cemento, arena o yeso, equivale a 25 kg. En caso de que desconozcas como realizar el mortero, es decir la mezcla de amasar y colocar los ladrillos, se prepara mezclando tres partes de arena por una de cemento y tres de agua.

2. Localiza el sitio de instalación

En algunos casos no siempre se puede construir la chimenea donde se quiere. Por ejemplo, si quieres instalar la chimenea en la sala, pero no cuentas con un conducto de salida de humo, entonces la mejor opción es realizar la instalación en el exterior. Si por el contrario, la opción anterior no es viable para ti (por cualquier motivo), entonces deberás ocuparte de la instalación del conducto antes o durante la construcción de la obra.

3. Prepara el suelo

Si deseas hacer la obra en el interior de la casa, como: la sala o una habitación, es fundamental que prepares el suelo, en especial si es de madera. Utiliza un material aislante del calor como el mármol, piedra o azulejos ignífugos para revestir un área de 1 m² alrededor de la misma. 

4. Levanta la base

Una de las maneras más sencillas de realizar una obra para chimenea es aplicando el método de Leroy Merlin que consiste en levantar una base a una altura de 25 a 30 cm con bloques de hormigón y ladrillos refractarios y fijarlo con mezcla de yeso y esparto (también puedes utilizar mortero como segunda opción). 

A continuación, te mostraremos un video corto de cómo hacerlo al estilo Leroy Merlin:

5. Construye el interior refractario

La construcción del hogar debe hacerse con ladrillos refractarios por ser de los pocos elementos que no se deterioran con el uso intensivo y ayudan a propagar el calor. También se requiere de un dintel y una campana para colocarlos en la parte superior frontal. Usa el mortero para pegar las piezas.

Una forma simple de ahorrarte este paso, es comprando un interior refractario de ladrillo, estos cuestan alrededor de 400 euros e incluyen la campana y el dintel. La pieza la puedes encontrar en tiendas como Amazon o Leroy Merlin. Ahora bien, para instalarlo, solo debes colocarlo encima de la base de hormigón anteriormente hecha. 

Para mejorar la estabilidad térmica y proteger la cámara de combustión del calor continuo, las placas de vermiculita son una opción interesante para incluir en el interior del hogar. Solo necesitas adherirlo a la pared trasera de la cámara y listo. La pieza también servirá para aprovechar mejor el combustible y evitar que se consuma con rapidez.

6. Instala la salida de humos

Una vez hayas terminado de montar el interior refractario, debes proceder a instalar la salida de humos. Los tubos del conducto deben tener la altura y el diámetro correcto para  garantizar la correcta evacuación de humo. Además, deben ir desde la boca de la campana y sobresalir un poco más del punto mas alto del tejado.

Cuatro metros es la altura mínima que debe tener el conducto de humo. Sin embargo, mientras más altura tenga, mejor tiro tendrá. Del mismo modo, trata de que los tubos estén sellados con masilla refractaria de forma adecuada para evitar futuras filtraciones de humo a la habitación. 

Soudal Outillage 3682 - Masilla refractaria, 290 ml
Masilla refractaria refractaria para el montaje de aparatos de calefacción; Excelente adherencia sobre hierro fundido, ladrillos refractarios y cemento.
7,90 EUR

Por otro lado, es necesario que el conducto de salida esté recto. Si en tu caso esto no es posible, y de hecho, sea imprescindible incluir un codo, trata de que tenga una inclinación igual o inferior a 45°. Y aunque parezca obvio, es importante que los tubos con inclinaciones tengan poco recorrido.

7. Montar el revestimiento

Una vez realizado todo el procedimiento anterior, llegó la hora de realizar los cambios estéticos. Y para llevar a cabo esta tarea hay dos caminos. El primero es el más sencillo, ya que si decidiste construir el interior refractario o comprarlo en una tienda, solo tendrás que ocuparte de revestir la chimenea a tu gusto, como colocando piedras artificiales, azulejos, mármol, etc.

La segunda opción, es si decides no hacer el hogar, o mejor dicho, el interior refractario y en su lugar deseas colocar una insert. Pues bien, aquí deberás construir un armazón de placas de yeso alrededor de la chimenea encastrable. Para ello, necesitarás perfiles en U, un taladro atornillador, placas aislantes del calor, una regla y un lápiz para realizar las mediciones y juntar las piezas.

¿Cómo hacer el revestimiento de una insert rápidamente?

  1. Para empezar, debes realizar un cuadro alrededor de la insert utilizando perfiles en U y la ayuda de un taladro atornillador.
  2. El cuadro de perfiles debe tener una distancia entre 15 a 20 cm de la insert de cada lado, a excepción de la parte trasera. Por regla general, es preciso que la chimenea guarde una distancia entre 5 a 10 cm de la pared para prevenir posibles incendios o daños a la pared, así como también, para mejorar el proceso de convección.
  3. Al terminar, podrás cubrir el tabique o el cuadro con una lámina de roca especial para chimeneas de obra. En una de las caras, la lámina cuenta con un revestimiento de aluminio, esta parte es la que colocarás de cara a la insert para aislar el calor.
  4. Para fijar las laminas de piedra aislante en la pared, solo necesitarás aplicar yeso. En cuanto al resto de las placas, será necesario utilizar cinta de aluminio de fontanero para juntarlas. Es probable que solo necesites estos dos materiales para realizar esta tarea.
  5. Ahora sí, podrás instalar la placa de cartón yeso encima del aislante previamente colocado. En este caso, utiliza una placa de cartón con propiedades ignífugas para que aguante mejor la temperatura. Hecho lo anterior, realiza las medidas correspondientes para atornillarla a los perfiles.
  6. Por último, perfora el cartón yeso para instalar cuatro rejillas de ventilación; dos en la parte superior y dos en la parte inferior lateral (una en cada lado). Tras culminar, lija las paredes de la placa, sella con imprimación para cartón yeso, espera de media a 1 hora para que se seque y procede a pintar.

Si quieres saber con exactitud cómo realizar cada uno de estos procedimientos, mira el siguiente video.  

¿Cómo personalizar la fachada de una chimenea de obra? 3 ideas prácticas

El aspecto externo de las chimeneas desempeñan un papel importante como elemento decorativo en el hogar. Si estás de acuerdo con esta afirmación, entonces sabrás que las chimeneas son más que un sistema de calefacción. Y es por ello que a continuación, te mostramos 3 ideas prácticas para personalizar la fachada de tu chimenea sin tener que invertir demasiado dinero en su revestimiento.   

1. Marco de chimenea decorativa

Este es uno de los estilos más buscados para personalizar la fachada de la chimenea, ya que dependiendo del marco que elijas puedes cambiar radicalmente el estilo de la obra. Ya sea un estilo moderno, clásico o vanguardista, los marcos brindan un abanico de posibilidades de decoración. Además, puedes añadir elementos extras para resaltar más la decoración. 

2. Paneles de pared

Es el tipo de decoración más económica que puedes encontrar en el mercado para personalizar tu chimenea de obra. Los paneles de pared son láminas autoadhesivas con figuras de cualquier tipo. Las más populares son las que se asemejan al mármol, a la piedra o la madera. 

Si tu chimenea ya cuenta con un revestimiento de cartón yeso, puedes cubrir la fachada con paneles decorativos. Sin embargo, es necesario decir que los paneles adhesivos son una idea temporal para decorar chimeneas, ya que el material es poco resistente al contacto continuo del calor. La ventaja, es que puedes retirar y colocar uno nuevo cuando quieras.

3. Piedra o ladrillo

Pese a que este diseño es más costoso que los anteriores, son más duraderos y valen cada centavo (si haces un buen trabajo). Elementos como la piedra, la madera o el ladrillo son los materiales mas adaptables para crear un aspecto único de chimenea rustica.

El estilo rústico da importancia a la memoria y la comodidad

Arquitecto Paola Hallo

Las chimeneas de obra son perfectas para materializar el concepto rustico y tradicional. Y si este es tu objetivo, no dudes en adoptar este estilo en el revestimiento de tu chimenea. La elección de colores y diseño lo dejamos a tu criterio. Sin embargo, aquí te dejamos una guía sobre las chimeneas rusticas que puede interesarte. 

Detalles de las chimeneas de obra abierta que debes conocer

  1. Las chimeneas de obra abierta están hechas para calentar estancias pequeñas, por ejemplo una habitación de no más de 30 m². Al no tener recubrimiento de hierro o ventiladores, gran parte de la potencia calorífica se pierde antes de llegar a calentar la habitación entera.
  2. Este tipo de chimeneas también tienen un bajo rendimiento, generalmente del 30-40%, lo que significa que no debes desatender la leña. Es casi obligatorio alimentar el fuego a menudo para mantener la llama encendida, de lo contrario podría apagarse, y en el peor de los casos, causar accidentes. 
  3. Para mejorar la potencia calorífica y rendimiento de la chimenea, necesitas instalar un insert. Ya que incluso la temperatura es difícil de regular sin la ayuda de un regulador de tiro, por lo que encendiéndola a diario por periodos continuos podrías gastar hasta media tonelada en combustible.
chimenea de obra insert
Un insert es una chimenea de leña encastrable de sistema cerrado, utilizada a menudo para elevar el rendimiento y potencia calorífica de la chimenea de obra.

¿Cuánto cuesta construir una chimenea de obra?

El precio neto de una construcción de chimenea de obra puede variar de un factor a otro. Dicho en otras palabras, factores como: materiales utilizados, las dimensiones de la obra, la pre-instalación de conducto de humos (si se necesita), colocación de insert, detalles de diseño y estéticos, pueden alterar significativamente el precio de construcción.

El precio promedio de este tipo de construcciones puede costar entre 500 a 4.000 euros. Si quieres saber con exactitud cuánto cuesta hacer chimeneas con obra de mano incluida, te gustará saber que existen páginas que calculan tu presupuesto de manera gratuita. Ingresa aquí

¿Puedo instalarla en mi casa?

Si vives en un departamento o vivienda colectiva, es probable que no puedas construir una obra para chimenea si originalmente tu edificio no cuenta con una. En estos casos es muy difícil que te concedan la licencia. 

Ahora bien, si se trata de una vivienda unifamiliar, la respuesta es un rotundo sí. Pero aunque quieras hacer la construcción por tus propios medios, es recomendable que consultes a un técnico competente para que te asesore o guíe respecto a esto.

¿Cómo hacer para que el humo suba por la obra de chimenea?

  1. Los problemas de humo y de cómo solucionarlos son una de las interrogantes más planteadas en torno a las chimeneas. Si temes a que esto te suceda, realiza lo siguiente
  2. Realiza la construcción al pie de la letra. Si la instalación de la chimenea es correcta, no deberás preocuparte de que el humo entre a la habitación.
  3. Cuando el humo no sube por la chimenea, es probable que exista un problema de ventilación. Si la habitación es hermética, y por consiguiente, no admite un mínimo de flujo de aire, es probable que el humo se escape por la cámara de combustión. Para corregirlo, abre al menos una puerta o ventana para proveer de oxígeno al fuego.
  4. El uso de leña húmeda genera problemas de combustión, nunca la uses como combustible. La leña debe estar seca. Un consejo muy práctico para evitar problemas de humo es utilizar leña de encina o de olivo, ya que son duras y resistentes a la humedad, y su precio es asequible.
  5. Por último, el mantenimiento de los conductos es primordial para evitar futuros problemas de humo. Límpialos al menos una vez al año con químicos y cepillos deshollinadores.
hombre limpiando una chimeena

¿Cómo instalar un insert en una chimenea de obra?

Tal como lo hemos mencionado antes, instalar un insert en una chimenea de obra es la mejor manera de lograr que el equipo de calefacción trabaje mejor. Y en caso de que te animes a optar por esta opción, aquí te enseñaremos como hacerlo. Sigue leyendo.

  1. El primer paso consiste en realizar las mediciones pertinentes al hueco de la chimenea abierta para encajar el cassette o insert. Hecho esto, consigue una chimenea encastrable que sea compatible con estas medidas.
  2. Introduce uno o dos tramos del tubo por el conducto de humo. Al terminar, aplica fibra de vidrio en su entorno para sellarlos y evitar revoques de humo u otro problema.
  3. Luego, instala el insert en el hueco de la chimenea. Procura que los tubos y el conducto de salida de la chimenea cassette se encuentren en la posición correcta.
  4. Finalmente, cuando hayas terminado de insertar correctamente el equipo, puedes utilizar un marco para tapar los espacios que hayan quedado entre las paredes y el insert. 
  5. Ya con estos detalles, la chimenea ya estará lista para usar. Como última recomendación, utiliza la madera que viene en el embalaje para realizar el primer encendido. 
  6. Es probable que la insert posea un recubrimiento de pintura anticalórica, si es así, ventila la habitación en los primeros encendidos, ya que es posible que la pintura despida un olor fuerte debido al proceso de evaporación del disolvente y la fijación de la pintura al metal.
Nota: si no estás seguro de realizar esta instalación, lo mejor es acudir a un profesional. Por lo general, la sola instalación del insert es económica, ya que la dificultad del trabajo es baja en comparación de realizar una obra desde cero.

Consejos útiles para el buen funcionamiento de una obra para chimeneas

  1. Para asegurar el correcto funcionamiento de las chimeneas, nunca debes conectar ambos equipos a una misma salida de humo. Si cuentas con más de una chimenea, trata de que cada una tenga su propia salida de humos.
  2. Delimita un espacio óptimo alrededor del conducto exterior de la salida de humo, eliminando cualquier obstáculo existente en un radio de 8 a 10 m³.
  3. ´Para asegurar una buena combustión, trata de ventilar la estancia, en especial si se trata de una habitación muy aislada. El motivo de ello se debe a que una entrada de aire exterior, mejora el ingreso de oxígeno, y por ende, mejor combustión.
  4. Los tubos que van en el interior de la obra, deben estar hechos de acero inoxidable para garantizar su durabilidad. En cuanto a los tubos que van en el exterior, deben estar hechos de acero inoxidable aislado, ya que por lo contrario tendrás problemas en el tiro y de condensación.
  5. El mejor material para los tubos del conducto de humos es el acero inoxidable. Además, deben ser redondos. No solo para facilitar su limpieza, sino para aprovechar la dinámica del humo y asegurar su salida.
  6. El mejor material para una campana de chimenea es el metal, este material distribuye el calor con mayor rapidez que las campanas hechas de hormigón.
  7. Una vez al año, realiza la limpieza del conducto de evacuación de humo. La combustión de la madera produce creosota; una sustancia que impide el correcto funcionamiento de la chimenea. Por lo tanto, si quieres que tu chimenea de obra rinda al 100 por ciento debes mantenerla libre de suciedad.

Ahora ya lo sabes, una chimenea de obra abre un mundo de diversas posibilidad, tanto de sistema de calefacción como decorativas. Y aunque como pudiste ver, la construcción de una obra para chimenea no es tarea fácil, pero el resultado final hace que el tiempo y el dinero invertido valga la pena.

Si te gustó el contenido, quizás te interese leer 20 ideas para decorar una chimenea en la sala.

Próxima entrada

...